Pasta fresca al huevo

Descripción

Hacer pasta fresca en casa es la simplicidad misma. Sólo se requiere un poco de esfuerzo para cortarla en las diferentes formas. La pasta fresca, sobre todo la hecha en casa, tarda mucho menos en cocerse que la pasta seca que se compra en las tiendas. Tiene mucho menos gluten.

Ingredientes

500 g harina (harina blanca, harina italiana grado 00, o harina panificable)
4 huevos (ligeramente batidos)
  sal
  agua

Instrucciones

  1. Ponemos la harina en un cuenco y hacemos un hueco en el centro para echar los huevos.
  2. Vertemos los huevos, ligeramente batidos, en el hueco de la harina y añadimos una pizca de sal. Revolvemos despacio para mezclar la harina con el huevo.
  3. Amasamos de 10 a 15 minutos y después devolvemos la masa al cuenco, tapamos con un trapo húmedo y dejamos que la masa repose unos 20 minutos.
  4. Espolvoreamos harina sobre la superficie de trabajo y el rodillo.
  5. Ponemos la masa en la superficie y la extendemos con el rodillo, trabajando desde el centro hacia afuera, hasta que la masa tenga 2-3 mm de espesor.
  6. Cortamos la masa en las formas de pasta deseadas - y rellenamos, si ese es el propósito.
  7. Hervimos la pasta en abundante agua con sal, de 1 minuto y medio a 5 minutos, dependiendo de la forma y tipo de harina.

pasta fresca al huevo

La pasta fresca se puede servir con las mismas salsas que la pasta seca. Está deliciosa con mantequilla fundida y hierbas frescas.

También se pueden añadir las hierbas a la mantequilla fundida junto con un poco de nata líquida y calentarla hasta cerca del punto de ebullición, sin dejar que hierva. La salsa se echa por encima de la pasta.

Rendimiento
1 lote
Tiempo de preparación 30
Tiempo de cocción 5
Tiempo total
35 minutos