Puré de lechuga y guisantes

Descripción

Esta deliciosa sopa se puede servir caliente, a temperatura ambiente o fría. Es una sopa para todas las estaciones aunque los guisantes frescos sean más propios de la primavera o verano.

Ingredientes

4 cda mantequilla clarificada (o mantequilla y aceite de oliva a partes iguales)
1 puerro (grande, en rodajas, sólo la parte blanca y verde claro)
1 cog lechuga (grande, las hojas más verdes bien lavadas, cortadas en trozos grandes)
4 rama perejil (hojas frescas)
1 tz caldo (caldo de pollo o de ave)
250 g guisantes (frescos ya desgranados o congelados)
  sal y pimienta (al gusto, pimienta negra recién molida)
2 cdta cebollino (pocional, cebollino picado como decoración)
4 cda nata agria (opcionla, como decoración)

Instrucciones

  1. Calentamos la mantequilla en un cazo grande.
  2. Rehogamos el puerro hasta que se ablande, pero sin que se dore, unos 8-9 minutos.
  3. Añadimos la lechuga y el perejil y seguimos cocinando 1-2 minutos más, hasta que las hojas de lechuga se ablanden.
  4. Ahora echamos los guisantes y el caldo de pollo al cazo y esperamos a que el caldo empiece a hervir, subiendo algo el fuego si hiciera falta.
  5. Cuando el caldo rompe a hervir, bajamos el calor y dejamos que la sopa cueza a fuego lento unos 10 minutos. No hace falta taparla.
  6. Trituramos la sopa con la batidora hasta obtener un puré suave, colándola si fuera necesario para eliminar el pellejo de los guisantes.
  7. Volvemos a calentar el puré de lechuga hasta que esté caliente, pero sin hervir.
  8. Ahora añadimos la nata líquida y rectificamos la sazón, añadiendo sal y pimienta al gusto.
  9. Servimos la sopa adornada con nata agria y cebollino picado.

guisantes

Rendimiento
4 raciones
Tiempo de preparación 20
Tiempo de cocción 30
Tiempo total
50 minutos