Pescado glaseado con rúcula y mayonesa de azafrán y vainilla

Descripción

Impulsada por las demandas de los turistas cada vez más sofisticados e influenciada por los sabores asiáticos y los del Pacífico, la cocina de Nueva Zelanda ha evolucionado rápidamente para satisfacer los gustos más sibaritas.

Ingredientes

4 tomate (tomates maduros, lavados)
12 patatas (patatas nuevas pequeñas)
800 g pescado (4 filetes de pescado blanco, con piel)
  sal (sal gruesa)
80 g rúcula (lavada y escurrida)
2 cdta aceite de oliva (y algo más para freír el pescado)
  condimentos (caramelo al limón y mayonesa al azafrán y vainilla)

Instrucciones

  1. Calentamos el horno a 160º C.
  2. Ponemos los tomates en una bandeja de horno con sal gruesa y los asamos hasta que la piel empiece a abrirse, 25-30 minutos. Los retiramos del horno y los mantenemos calientes.
  3. Mientras los tomates se asan, cocemos las patatas al vapor, o las hervimos, hasta que estén tiernas. Las cortamos en rodajas y las mantenemos calientes.
  4. Sazonamos los filetes de pescado.
  5. Calentamos el aceite en una sartén. Freímos el pescado con la piel hacia abajo hasta que se dore. Le damos la vuelta y terminamos de hacerlo por el otro lado.
  6. Mezclamos la rúcula en un cuenco con 2 cucharaditas de aceite de oliva virgen extra.
  7. Para presentar el plato, ponemos unas rodajas de patata en cada plato y dibujamos un círculo alrededor de las patatas con la mayonesa al azafrán y vainilla. Ponemos el pescado encima de las rodajas de patata. Pintamos la superficie del pescado con el caramelo de limón. Colocamos al lado un poco de rúcula y un tomate asado.
  8. Servimos.
  9.  
  10. Coloque las rodajas de papa en platos calientes y exprima "círculos" de alioli de azafrán y vainilla alrededor de las papas. Coloque el pargo encima con rúcula y tomate asado a un lado. Pincelar con caramelo de limón y servir mientras está caliente.
     
Rendimiento
4 raciones
Tiempo de preparación
20
Tiempo de cocción
45
Tiempo total
1 hora, 5 minutos