Pasar al contenido principal

Tomates al horno

Estos tomates al horno pueden servirse como guarnición con todo tipo de carnes y pescados.También pueden servirse como primer plato.

Ingredientes

8 tomate (medianos, lavados y secados, cortados)
30 g mantequilla (o 2 cucharadas de aceite de oliva)
1 di ajo (optativo, picadito)
1 cda perejil (picado, y algo más para decorar)
1 cdta mostaza (optativo, mostaza preparada)
1 cda vino blanco (optativo, vino blanco seco)
  sal (al gusto)
  pimienta (al gusto)
  aceite de oliva (para engrasar la fuente)

Instrucciones

Calentamos el horno a 200º C. Engrasamos una fuente de horno honda, o la forramos con papel de cocina.

Mezclamos la mantequilla (o aceite de oliva) y el pan rallado con el resto de los ingredientes en un cuenco. Extendemos un poco de esta preparación sobre cada uno de los medios tomates y ponerlos sobre la fuente engrasada.

Cocinamos los tomates al horno durante 10-12 minutos. Los terminamos bajo el grill del horno 1-2 minutos. 

Decoramos con perejil, si se usa. Servimos los tomates al horno calientes si se han hecho con mantequilla. Si se han hecho con aceite de oliva pueden servirse calientes o fríos.

Tomate relleno hecho en el horno.
Rendimiento
4 raciones
Tiempo de preparación20
Tiempo de cocción15
Tiempo total
35 minutos
Una forma más sencilla.

Al cortar los tomates por la mitad, se vacían de semillas y se ponen boca abajo para que escurran el líquido.

Se calienta aceite de oliva en una sartén y se fríen los tomates (por tandas si es necesario) 2 minutos. Se pasan a la fuente preparada, con el corte hacia arriba.

Se mezcla pan rallado con perejil picado y ajo picado, se sazona.  Cubrimos cada tomate con un poco de esta mezcla. Se hornean hasta que terminen de hacerse, unos 20 minutos.

Notas

Los tomates se cortan por la mitad al lo ancho. Se pueden vaciar, si así se desea, pero hará falta más cantidad de relleno en este caso.

Variaciones

La mantequilla puede sustituirse por otra materia grasa, como margarina o manteca de cerdo. También podría sustituirse por queso cremoso o un queso graso, rallado. El aceite de oliva es la opción más saludable.

El perejil puede sustituirse por otras hierbas. Esta receta también queda deliciosa si en vez de perejil se utiliza albahaca.

Origen

Cocina francesa