Champiñones salteados con jamón serrano

Descripción

Lso champiñones con jamón se pueden servir como aperitivo, como tapa, como guarnición o como primer plato, pero siempre recién hechos y bien calientes.

Ingredientes

600 g
champiñones (limpios y cortados en cuartos o en láminas)
100 g
jamón serrano (cortado en tiras)
   
sal (al gustn, no mucha)
2 Cda
perejil (opcional, perejil picado para decorar)

Procedimiento

  1. Calentamos el aceite en una sartén a fuego medio y añadimos el jamón serrano, le damos una vuelta.
  2. Echamos los champiñones a la sartén y dejamos que se frían, moviéndolos a  menudo, hasta que suelten líquido y el líquido se evapore, 6-8 minutos.
  3. Añadimos sal, si hiciera falta, salpicamos el perejil picado por encima, si se usa, pasamos los champiñones salteados con jamón a una fuente y servimos.

Notas

Si los champiñones son pequeños, podemos dejarlos enteros.

Si se van a servir como primer plato, lo mejor es hacerlos en cazuelitas de barro individuales, como si fueran champiñones al ajillo.

Variaciones

La receta también queda bien cuando el jamón serrano se añade casi al final, en los últimos 3-4 minutos.

Se puede sustituir el jamón serrano por jamón cocido, panceta o tocino entreverado; aunque si se usa panceta o tocino hay que variar un poco la técnica.

Para hacer champiñones salteados con tocino, o champiñones con panceta, sustituimos el jamón serrano por la misma cantidad de tocino entreverado, cortado en tiras, y usamos menos aceite, sólo 6 cucharadas en la receta original, porque el jamón tiene menos grasa que el tocino entreverado. Será necesario añadir el tocino a la sartén con los ajos, o un poco antes, y freírlo hasta que empiece a tomar color, 3-4 minutos.  Sazonar con sal y pimienta en este caso.

Lo mejor para hacer turrón es un molde de madera. Puede improvisarse con cartón, o cartulina. Cortando un rectángulo de 25 x 15 cm, se marca una línea a 3 cm del borde, se doblan los lados, y se pegan las esquinas. Hacer un corte diagonal, pequeño, en las esquinas para doblarlas mejor. Forrar el molde con papel engrasado, sea cartón o madera.


Saludable

Las patatas hechas en el horno absorben menos grasa que las patatas fritas. Y las patatas cortadas gruesas absorben menos grasa que las patatas finas. Al fin y al cabo la grasa son calorías.