Galicia

El pescado y el marisco son el pilar de Galicia, más marisco que pescado. Son de una calidad tan buena que apenas se necesita más que asarlo s a la parrilla o cocerlos al vapor para convertirlos en una comida de cinco estrellas. Los percebes son tan deliciosos como caros, pero también hay mejillones, almejas, vieiras, cangrejos pequeños, medianos o grandes, langostinos, cigalas, langosta, pulpo, merluza y rodaballo, la lista no acaba aquí, pero basta como muestra. Galicia es una de las pocas regiones verdes en España y cuenta también con excelente carne de res, productos lácteos y huevos. En cuanto a verduras y hortalizas, los cachelos (patatas) y los grelos (hojas de nabo) son las más conocidas.

Las especialidades tradicionales que se encuentran en la cocina gallega incluyen mariscadas, mariscos variados cocidos o a la parrilla;  empanadas de mariscos y carne; pulpo a feira, pulpo hervido con pimentón y aceite de oliva, acompañado de patata cocida; caldo gallego,  una reconfortante sopa con alubias blancas, grelos y carne de cerdo salada; lacón con grelos, jamón curado con hojas de nabo;  y tarta de Santiago para postre.